lunes, 19 de marzo de 2012

Eretza, tan cerca tan lejos.










Otra mañana mas que nos levantamos con el suelo mojado y cayendo un ligero sirimiri, que le vamos a hacer, a pensar una alternativa por el Pagasarri que nos permita alargar la ruta en función de la evolución del tiempo.



A las 8 me dirijo al local para ver que valientes se han olvidado de la BI-BI para dar una vueltita por el monte. Nos juntamos seis, Karni José Mari, Fernán, Edorta, Borja y el que escribe.



La subida al Pagasarri la hacemos por la pista principal, para que nos vamos a andar con tonterías, como de costumbre el Karni coge su ritmo y el resto al nuestro, un par de marchas por debajo. Según vamos subiendo se ven mas claros en el cielo, cuando llegamos al cruce del Ganeko se disipan nuestras dudas, por la costa se ven grandes claros. Con esta visión nos dejamos de alternativas para otro día y decidimos bajar directos a Alonsotegui, objetivo la cumbre del Eretza.



Cuando estamos llegando al merendero del Oro nos cruzamos con una buena tropa de Miribilla BTT que comienzan su ascensión hacia el Pagasarri, nos saludamos brevemente y continuamos nuestro camino. En el merendero comemos y bebemos un poco para enseguida reanudar la marcha. El Karni y José Mari se huelen la emboscada y deciden subir al Pagasarri directos. Me da que José Mari tardara en volver a confiar en mí, le he metido en alguna que otra emboscada y la ultima esta todavía muy reciente.



En Alonsotegui cogemos dirección Castrejana pero por la otra orilla del río. La Ermita de Santa Agueda es nuestro siguiente punto de paso, el problema es que la carretera que da acceso a la misma tiene unas rampas que quitan el sentido. Paradita para unas fotos y beber agua en la fuente y seguimos nuestro camino.



Poco a poco vamos cogiendo altura, dejamos atrás la carretera para aparecer delante de nosotros la zona de Gorostiza y el Regato. Nos queda un buen tramo hasta llegar a la base del Eretza, algo más de 7 kilómetros en línea recta que se nos hacen eternos. Cuando llegamos a ella vemos con estupor el tramo de empujabike que nos queda, casi 900 metros de campa con un pequeño tramo de descanso. Cuando llegamos a su cima con 871 metros de altitud nos encontramos con unas vistas y una panorámica de 360 grados espectaculares.



Tras las fotos de rigor decidimos bajar hasta la fuente del espino para comer un poco, en la cima sopla mucho el viento. Comienzo la bajada con cierta precaución, me da miedo coger mucha velocidad y dar la voltereta con algún boquete imprevisto, al comprobar que el terreno esta bastante bien me dejo caer hasta el tramo de descanso, me paro a ver como baja el resto y cuando estamos todos ataco el ultimo tramo de campa que da acceso a la pista por la que hemos venido, justo cuando veo la zona descarnada sin hierba que da acceso de la pista a la campa me pasa Borja por la izquierda todo enchufado, le grito “cuidado con el escalón”, se percata de lo que tiene delante y al frenar de golpe la rueda delantera se clava en un pequeño boquete, Borja y su montura salen despedidos cada uno por su lado con un pirueta en el aire espectacular, menuda galleta que se ha pegado, se queda sentado al borde del escalón mirando hacia la bicicleta, la levanta, parece que esta bien, tras dejarle un momento de respiro bajamos hasta la fuente del espino donde teníamos previsto. Cuando llegamos nos comenta que la rueda esta baja, entre la cubierta y la llanta tenemos la pista de lo que ha pasado, en un tramo de aproximadamente 15 cm tiene un buen trozo de hierbas arrancado al destalonar y volver a talonar (lleva tubeless) la cubierta, le dejo la bomba pero no parece suficiente así que saco una bombona de CO2 que lo arregla en un periquete. Antes de arrancar nos abrigamos un poco, hasta Zaramillo es todo bajar y de este a Alonsotegui vamos por la carretera.



La siguiente parada la hacemos en la fuente que hay al comienzo de la subida a Alonsotegui, bebemos un poco de agua y nos quitamos ropa, la temperatura es buena y sabemos lo que nos queda. Poco a poco vamos subiendo, esta ultima ascensión esta de mas, tengo la sensación que desde el comienzo de la misma voy marcando la reserva, el gel que me he tomado en la fuente no parece tener el efecto esperado.



Cuando llegamos arriba al cruce nos abrigamos y bajamos directos a la campa de Txus, de esta por Goriko hasta Arrigorriaga donde nos despedimos de Borja que por la carretera de la Peña va hacia casa, el resto directos a subir el último repecho de la jornada el “col de la paja”, tras el y sin limpiar las bicis llegamos a casa a eso de las 4:20 PM.



La zona del Eretza es espectacular, lo que tenemos que variar es el momento de acometerla, hemos pasado de hacer una ruta de 45 kilómetros con un desnivel de 1160 metros a esta de 72 kilómetros y 2300 metros de desnivel una pasada.



La reflexión queda resumida en estas 8 letras.

Kikiriki



Salu2

El mendikletilla

6 comentarios:

julio dijo...

me imagino que sabreis que delante de la entrada al consorcio de aguas hay un tunel que te pasa al otro lado de la autpista y que si sigues por la derecha,salvo un repecho de 20m te lleva a la parte alta de la subida de la paja,por comentar.
sois la reostia.

Goyo dijo...

Menudas maquinas me rio de la Bilbao-Bilbao bonitas fotos y buena cronica, espero que Borja se recupere y le veamos pronto.

jorge dijo...

q buno.. me jode no haber estado en esta enboscada! tenia partido y todo no se puede..me alegro de que se empiece a mirar mas alla del paga y el mandoia!!!

miribillabtt dijo...

encima que no son de bilbao la ostia

Javi dijo...

Que pajaros! Como andais ya...
En su dia subi al Eretza y menuda cuestita final!

A ver cuando vuelvo que tengo una ruta mejor...

Josean dijo...

Haber andar algo andamos, pero por lo menos yo estoy destrozado, tengo las piernas como Rambo.