miércoles, 16 de enero de 2013

Objetivo a la vista.


Este año me he propuesto hacer algo fuerte, algo que me obligue a esforzarme y entrenar como en el 2011 para los 10.000 del soplao, algo que me impida buscar cualquier excusa para terminar tirado en el sofá.
La prueba elegida es la EUSKO BIKE CHALLENGE 2013, una prueba de 126 kilómetros con un desnivel acumulado de 3890 metros,  echad un vistazo al perfil de la misma.
Aunque a primera vista y basándonos en los datos el reto pueda parecer más asequible que el soplao, la diferencia  está en que aproximadamente 85 kilómetros son por sendero, algo que da un plus de dureza a la prueba pero también de belleza.
Os dejo un enlace al relato de una participante de la anterior edición y el vídeo promocional de la edición de este año.

salu2
el mendikletilla

3 comentarios:

Mallo dijo...

Las fechas están cercanas a las que queremos para la Pedals de Occitania, pero seguro que si las cosas van como quiero me puedo apuntar.

Iñigo Mendikleta dijo...

Hace bien poco, un amigo me propuso hacer con él la transpirenaica. Mi situación familiar particular no me permite plantearme este tipo de retos. Me halagó que pensaran en mí como compañero de aventuras de este tipo, pero no tuve más remedio que negarme, pero me comprometí con él a buscarle pareja. http://www.transpirinaica.com/.

Josean dijo...

Algún día me gustaría hacerla, el inconveniente es tener que sacrificar tantos días de vacaciones con la familia, no se, lo veo difícil, de momento me conformare con retos que no supongan tantos sacrificio familiar.