domingo, 16 de noviembre de 2008

ANBOTO, DÍA DE MAGIA, DIA DE PERROS!!

Ay, Mari, Mari!!
Toda la semana preparando la visita a tu casa, repasando paso a paso, metro a metro, kilometro kilometro el camino que nos llevaría a tu morada. Sabíamos, porque también lo habíamos preparado, parte de las leyendas que hacen grande y mágico tu nombre. Una de entre todas ellas nos contaba que cuando estás en casa cubres los aledaños con niebla y traes contigo la lluvia. A pesar de ello , y como en otras anteriores ocasiones, partíamos esperanzados de vivir otra jornada inolvidable.
Pero hoy, nos da la impresión, no estabas de humor; no estabas para visitas.
Nos has regalado con una jornada de esas que se tienen por apestosas:
- No hemos podido disfrutar de la belleza que te rodea, la vista no alcanzaba más allá de 5 metros, por la niebla con la que has vestido los alrededores. De hecho no creo equivocarme al pensar que serán pocas las fotos que acompañen a esta crónica.
- Hemos tenido averías; 2 roturas de cadena (Francis y Fino) y otra de núcleo (Alex. Ello ha obligado que él junto con los que le acompañaban en el coche acabaran la jornada antes de tiempo)
- También hemos tenido caídas varias, que si no han sido de importancia, más de uno sufrirá las secuelas durante toda la semana, eh, Enrri??
- Un siri-miri incesante que ha terminado por calarnos hasta los huesos, y un barro omnipresente durante toda la bajada, que hacía difícil saber quién era quien pedaleaba a nuestro lado.
No pretendo culparte de ello, Mari Geurea, pero hoy era día de fiesta para nosotros ya que teníamos "invitados", y como a todo anfitrión, nos gusta quedar bien. Hoy habíamos sido capaces de atraer a amigos "mendikletas" de otras localidades. No sabría concretar cuántos nos hemos juntado para hacerte los honores, pero nos habremos acercado, si no sobrepasado, a la treintena. Buscábamos tu hospitalidad, pero queda claro que hoy no era el mejor día.
Solo nos queda, desde Mendikleta, reconocer un cierto orgullo porque tanta gente del MTB haya elegido una salida nuestra para organizar una kedada. A lo mejor no ha sido una jornada ideal para confraternizaciones ( bastante teníamos con mantener la verticalidad), pero esperamos y deseamos que no sea la última que invite a ello.
Para acabar, Anbotoko Damie, prometemos volver y si para ello tenemos que aprovechar tus ausencias , lo haremos.

5 comentarios:

Richard dijo...

Aupa Iñigo...bonita carta de amor en la que, como toda historia de enamoramiento, entre reproches y caricias dejas abierta la puerta a una nueva visita...

Gora Mendikleta...!!!

Anónimo dijo...

Buena crónica, lo mío ha quedado en una mano vendada por contusión en la base del pulgar, nada que me impida pedalear.
Por cierto, esta no cuenta como salida al amboto por lo que habrá que repetirla.

julio dijo...

Eso,eso yo me apunto.
Me han comentado que la proxima salida sera al Argalario.
Dadme tiempo para recuperarme.

Anónimo dijo...

Hola,ya esta reparado el nucleo,(perrillos totalmente desgastados) estoy totalmente de acuerdo en repetir la salida,por mi y por Jorge(gorka gorria para los amigos)
cuando la repitais avisad, aunque haya barro,pues tambien tiene su encanto,es una pena haberme perdido el resto de la excursion.Me alegro que las pequeñas caidas no hayan tenido consecuencias

Anónimo dijo...

EL ANONIMO SOY YO ALEX